ÑAME

ORIGEN: En el año 8,000 a.C, hace más de 10,000 años, el ñame ya se cultivaba en zonas de Asia. Este tubérculo está considerado como un cultivo alimentario muy importante, especialmente en África. Algunas de sus variedades pueden almacenarse durante meses sin refrigeración.

PROPIEDADES: Este tubérculo es una excelente fuente de vitaminas del complejo B como la vitamina B6, vitamina B1, riboflavina, ácido fólico, ácido pantoténico y niacina. Contiene también antioxidantes y vitamina C. Proporciona aproximadamente 20% de la vitamina C en el cuerpo, requerido para 100 gramos.

CULTIVO: Debido a la propagación asexual del ñame (se usan los tubérculos como semilla) las raíces son adventicias y le sirven a la planta de soporte y para obtener los nutrientes requeridos por la planta del suelo.

FORMA DE CULTIVO: El éxito de un cultivo de ñame depende de la calidad de la semilla utilizada, la cual debe proceder de cultivos sanos, bien fertilizados y con buen manejo agronómico (ojala inscrito en el ICA y con certificación). En coordinación con el ICA – Sucre se han hecho recomendaciones para que en cada organización (productor) produzca sus propias semillas con el fin de evitar llevar semillas de otra región sin saber que manejo se le dio al cultivo y así evitar el traslado de hongos u otro patógeno.